post

¿Seguirá la legalización sujetando el cuello del deporte y el uso del cannabis?

La sociedad ha ido paulatinamente aceptando nuevamente el uso y la legalización del cannabis, penetrando cada día más en el mundo, sobretodo del deporte profesional y también del aficionado. Aunque ciertamente, cuando se trata del consumo de cannabis esté se encuentra prohibido, y es considerado una forma de doping para muchas disciplinas, si nos trasladamos a la práctica, ha sido bien mostrado que su consumo se trata de una forma bastante efectiva de medicina, que ayuda a que el cuerpo se regenere luego de realizar  grandes esfuerzos y en ello cuentan desde las semillas regulares de marihuana, hasta elaboradas medicinas a base de la hierba milenaria. 

Siendo los EEUU el pionero de la prohibición del cannabis, también se ha tornado cada vez más común la discusión de manera acalorada entre los jugadores tanto activos, como retirados de dos de los deportes que se han hecho con más popularidad en América, es decir, el baloncesto y los jugadores de fútbol americano. Tales discusiones se enfocan en la idea de ver si el cannabis debe o no ser eliminado de la lista de sustancias que hasta ahora se encuentran prohibidas al momento de recibir tratamiento en las lesiones más prevalentes y duraderas, pero también en las complicaciones postoperatorias de los jugadores en aquellos estados donde el cannabis ya es legal.

En el caso de Europa, esta aún no avanza 

En estos lares, este tema no se encuentra aún álgido en cuanto al mundo del deporte profesional. Pero, en los círculos de deporte conocido como aficionado, se pueden encontrar a numerosos jugadores de fútbol, baloncesto o voleibol, pero también ciclistas y corredores que emplean diversas preparaciones de origen casero cuya base es el cannabis entre ellas cremas, bálsamos o tintura con la finalidad de tratar sus pequeñas lesiones como abrasiones, contusiones, tendones extendidos o esguinces.

De esta manera, podemos notar que en Europa esta discusión sobre el tratamiento de lesiones más serias como por ejemplo conmociones o fracturas y sus consecuencias, no se esta dando, ni por parte de atletas, y tampoco por parte de los doctores. Aunque en la actualidad se halla convertido en un debate bastante importante en Estados Unidos. La presencia de THC en los cuerpos de los atletas profesional es un factor importante, incluso si solo se trata de restos. Es decir, si un paciente o bien, un deportista profesional utiliza cannabis medicinal de forma legal que pueda contener algo, aunque sea una mínima parte de THC, valga acotar que dicha sustancia se encuentra en casi todo el cannabis del mundo, podría mostrarse como positivo en las pruebas de drogas, y por ende ser penalizado con una inhabilitación, multa, entre otros. Más allá de que se posea una prescripción de su médico.

La lucha contra el THC debe acabar 

Y es que tal rebelión no tiene sentido, pues los beneficios de esta sustancia han sido comprobados científicamente, independientemente del contenido en THC, no debe ser considerado dopaje de la misma manera en la que consideran dopaje a los estimulantes. Es por ello que su prohibición en el ámbito de los deportes no cuenta con una verdadera lógica, y solo se basa en la prohibición general de esta planta, situación que no tiene sentido.